Alimentando con el biberón

La hora de alimentarlo es un momento excelente para formar un vínculo con su bebé. Cuando alimenta a su bebé a un ritmo tranquilo, el bebé le puede comunicar “Necesito un descanso” o “Estoy satisfecho”. Dejar que sea su bebé quien fije su propio ritmo reduce la probabilidad de alimentarlo en exceso, de provocarle gases y malestar estomacal y de que escupa la leche.